El juego de las tabas

  • 0

Es uno de los “juegos tradicionales” preferidos en muchas casas españolas. Se practicaba sobre todo en los años 40 y era mayoritariamente femenino. Las tabas originales eran huesos de las partes traseras de los corderos con distintas formas. En los años 70 se seguía jugando a las tabas pero dejaron de ser huesos para convertirse en pequeñas piezas de plástico de colores llamativos. En Mini Babybel® nos hemos propuesto que se recuperen estos juegos tradicionales. ¿Os acordáis del momento patio y todas las niñas salían espantadas con sus bolsitas cuando sonaba el timbre? Se formaban pequeños círculos en todos los patios con las niñas y sus figuritas de plástico en el medio… Hay diferentes formas de jugar a las tabas, os vamos a enseñar dos. Una más simple y otra un poco más complicada, pero que ayuda a los peques a tener destreza y agilidad con las manos, aumenta los reflejos, entretiene y ayuda a tener mucha paciencia. No es fácil al principio, hay que practicar mucho, por lo que la paciencia es muy necesaria. La taba tiene 4 posiciones o caras que tienen diferentes formas según la zona: nosotros les vamos a llamar la parte del agujero, la parte lisa, boca arriba y boca abajo. (Vamos, que no nos complicamos mucho, pero si buscáis en internet encontraréis los nombres reales).   posiciones_tabas ¿Cómo se juega? Nosotros jugamos con una pelota saltarina para que nos dé un poco más de tiempo a mover o coger las tabas, pero el juego original no tenía pelota, en su lugar se utilizaba una de las tabas. Se tiran las tabas, luego lanzamos la pelota hacia arriba, cogemos la taba y la pelota. Hacemos lo mismo con todas las tabas. Hasta aquí la forma “fácil” de jugar, vamos ahora con la otra. La segunda es un poco más complicada y es la que requiere mucha práctica, muchísima. Lanzas la pelota hacia arriba, colocas la taba en la posición que toque, dejamos que bote la pelota una vez y recogemos la pelota. Se trata de ir colocándolas una a una en la misma posición. Primero todas con el hoyo hacia arriba, luego con el hoyo hacia abajo, luego boca arriba y para finalizar boca abajo. Pierde turno al que se le caiga la pelota y gana el que complete la colocación de todas las tabas. Os recomendamos que las probéis. Además son muy fáciles de transportar, con lo que se pueden llevar no solo al recreo, sino también al parque, de viaje o de vacaciones.

  • 0

Leave a Reply

Por favor rellene el campo comentario

Por favor rellene el campo nombre